Reseña de Clara Asunción García, escritora


"Tierra de Sol" y "El primer caso de Cate Maynes", juntos en las libreríasHace muchos, muchos años, en una web muy lejana…. ;O)

Bueno, vamos a decir que no hace tantos y que tampoco era tan lejana. Bien, pues en esa web se publicaban fanfics de cierta serie de TV de la que servidora era fan (vale que solo de la parte del subtexto, ¡pero lo era!) y a cuya webmistress me dirigí en su momento para pedirle humildemente si sería posible publicar mi fanfic de XWP en su web (y que algún día —ups, este puede que sí algo lejano porque el tiempo huye de mí como un descosido— logre colgar en mi blog).
Bien, pues Cruella, que así se llamaba y como tal nos conocimos (siendo yo Elxena), enseguida, y de forma entusiasta, amable y generosa, me dijo que sí.

Pasaron los años y la cosa de escribir se fue haciendo más grande. Tuve la suerte de que una editorial, Egales, se fijara en cierta historia protagonizada por cierta desmantelada de la vida (llamémosle Cate, ImmmmBécil para lxs amigxs) y me la publicaran.
Vale, pues durante ese proceso de dudas, anhelos, espera y deseos, Cruella and me intercambiamos pareceres, empatías, ánimos y disgustos. Y cuando Cate, finalmente, se hizo pasta y papel, tinta y rectángulo, y ella andaba con su “Tierra de Sol” bajo el brazo, le dije: “Algún día seremos compañeras de estantería“.

Y lo fuimos. Lo somos.;O)

Clara Asunción García y yo celebrando nuestro encuentroLa historia se completa con los detalles, cuando Cruella (ya Prado) me pide que le eche un vistazo a esa “Tierra de Sol”, una historia que, por supuesto, ya había tenido ocasión de conocer a través de esa web no tan, tan lejana.

La muy imprudente me pidió consejo a mí (¡a mí, que tampoco era nadie en estas cosas de las letras!), siendo tan generosa de regalarme unas líneas en los agradecimientos del libro, ya pasta, ya papel, ya tinta, ya rectángulo también.

No hacía falta, pues tampoco hice tanto.

La historia ya había sido trabajada, mimada y esculpida por su autora, de tal forma que había conseguido una historia redonda, de múltiples ángulos. ¿Quieres compromiso social? Lo tienes. ¿Quieres una historia de redención? Entra en sus páginas. ¿Quieres una historia de amor? Ahí está. ¿Quieres aventura, pasión, acción trepidante, denuncia política, quieres….? Lo tienes, lo tienes, LO TIENES…

En “Tierra de Sol”, de Prado G. Velázquez.

Lo conseguimos, compañera! ;O)

El blog de Clara Asunción García.