Dos propuestas de portada


La editorial me propone dos portadas para la novela. Mi deber, ahora, es escoger la línea a seguir y sobre la que trabajarán. Si no me gustara ninguna de las dos opciones, yo misma debo indicarles el camino.

Lo cierto es que ambas opciones me gustan estéticamente. Una es más clásica, la otra más atrevida, una tiene un colorido agradable, que te entra por la vista, la otra tiene más fuerza, una