Gene Tierney, actriz

La novela negra sin título que estoy escribiendo


Katharine Hepburn, una actriz rebelde avanzada para su épocaAsí como mi primera novela publicada, “Tierra de Sol“, es una historia que escribí ya hace más de diez años, otro de mis escritos se ha visto sometido a un nuevo escrutinio, sufriendo un drástico cambio en el esquema de la historia.

Este nuevo libro, en el que estoy trabajando desde hace ya tres años, es una novela negra al más puro estilo de la literatura de los años 50, salvando la distancia.

Empecé a trabajar en ella antes, incluso, de publicar “Tierra de Sol“, pero no ha sido hasta el 2013 que me he lanzado de lleno.

En estos momentos me encuentro sumergida en la (quinta) reescritura de la historia que, si bien mantiene la trama esencial, he reestructurado la historia, creado nuevos personajes secundarios, sub-tramas y desenlaces diferentes.

pistola Beretta 92F, el arma de la protagonistaEscrita en rigurosa primera persona, la acción nos traslada a Los Ángeles de 1949, donde una mujer despierta y se encuentra atada a la cabecera de una cama desconocida, desnuda y con un fuerte golpe en la cabeza que le ha hecho olvidar su pasado más reciente.

Ante semejante situación, se concentra para recordar los hechos que la han conducido a ese lamentable estado. Es así como el lector descubre, en las primeras páginas del libro, que la protagonista, Rachel Bladovich, es una humilde detective privado que se ha visto involucrada en un caso que, poco a poco, página tras página, nos irá desvelando. El lector irá descubriendo a la vez que ella ese pasado reciente que ha olvidado.

Gangster Squad Mickey CohenCon Rachel Bladovich he querido crear un personaje sarcástico, que se ríe de todo empezando por ella misma, pero que se debate entre la ambición de encontrar un amor -que le dé esperanza y le haga sentir que sus viejos y desgastados sueños valen la pena- y la necesidad de meterse en las bragas de cualquier mujer bonita.

Como es de suponer leyendo el párrafo anterior, la novela está escrita en tono jocoso, a pesar de las escenas a veces truculentas, a veces dramáticas.

Ampliamente documentada, la historia es un homenaje continuo al cine en general, al cine negro en particular (no en vano la protagonista trabaja como extra en el cine, para sacarse unos dólares extras cuando no tiene ningún caso que investigar), a la novela negra y pulp, y a la década de los cuarenta.

Sin título definitivo, iré informando de los avances.