GIA


Felicidades, este relato no solo se merece un premio sino un monumento a su autora, ole la gente que tiene talento y lo aprovecha y millones de gracias por compartirlo con nosotras.